Saturday, April 02, 2005

La administracion de un Regiomontano

Mucho se habla de lo "agarrados" que son aca en la siempre bella Ciudad de las Montañas. Basta ver como reclaman en un transporte (Camion, microbusero, urbanero y todo lo que termine en ero..) hasta los 10 centavos.

Hoy por la mañana, al tomar el transporte que me traía al trabajo, vi un "agarrón" que ni el pelado ese que esta de jefe de gobierno del Dfectuoso lo quisiera. Aqui la transcripcion.

Pasajero: ¿Cuánto es?
Chofer: 4.60 (ruta panorámica, que de panorámico no tienen nada)
El pasajero le dio 4.70
El Chofer no le volvió el cambio de 0.10 cts.
P: Oiga y mi cambio?
Ch: Es que no traigo
P: Esa no es mi culpa.
Ch: Pues tampoco mía
P: Y luego?
Ch: Luego qué?
P:No me va a dar el cambio?
Ch: Es que no traigo
P:Y si le quedo a deber esos 0.10 cts yo?
Ch: Pues no la subo
P: O sea que, usted si me puede quedar a deber y yo no
Ch: Asi es el pedo
P: oiga no sea grosero yo no le estoy diciendo groserías
Ch: Es que ya me tiene hasta la madre con sus pinches diez centavos, ni se fuera a morir de hambre
P: Lo mismo digo yo
P:Lo que pasa es que son unos abusivo y rateros
Ch: Oiga yo no soy ningún ratero
P: Si lo es
Ch: Por eso trabajo
P: Y claro, aparte roba. Porque lo que usted está haciendo es robar
Ch: A poco me va a denunciar por pinches 10 centavos
P: No no lo voy a demandar, pero ahorita que vea una policía de trasnporte lo voy a denunciar
Ch: Esos güeyes con una lana se van
P: Pues yo voy a ir con ellos y si veo algo así también los denuncio
Ch: Tanto pedo por 10 centavos, además esas pinches monedas donde quiera andan tiradas.
P: Pues usted las tirará porque yo no.

El pleito estaba bueno, pero no falta un adinerado que queriendo lavar o hacer su buena obra, se levanto y le dijo al chofer: Tenga los 10 cts y deme la moneda de 20 cts. y se la dió a la pasajero.

Todo este pleito hizo que muchos de los que íbamos de pasajeros-espectadores llegáramos tarde al trabajo u otras ocupaciones. A parte las apuestas íban en aumento y se tuvieron que cancelar por la intromision de un alma de Dios.

Es tan reacia la gente de Monterrey, a no gastar de más, que no fácilmente dejaran ir unos centavos que no tengan razón de gastar. Yo por lo pronto siempre traigo a las señoritas (monedas de pequeño valor, porque no tan fácil se pueden agarrar con dos dedos) para evitarme esos momentos de broncas.

Además parece que las autoridades estan siempre con el transportista. Que caso tiene fraccionar las tarifas. Porque no mejor se cierran los numero y ya. De cualquier forma ni que nuestro sistema de trasnporte fuera de lo mejor. Es más fácil que un "OPERADOR DEL VOLANTE" se vaya al cielo que un "CURA".


Con cariño pa´los sobriníos su Tio Laureano

1 Comments:

Blogger el_nieto_de_don_lauro said...

tio...tio......mejor pongase a jalar...si?

12:58 PM  

Post a Comment

<< Home